jueves, 2 de junio de 2016

23 de Iyar, 5776
38 días del Omer
    
 
Estos días pasados estuvimos explicando la prohibición de onaat debarim, una Mitsvá que encontramos en Perashat Behar, y cuyos detalles se describen en la Guemará  Babá Metsiá 58b y 59a.    

Luego de explicarnos que no debemos ofender o avergonzar a ningún individuo con nuestras palabras, la Guemará nos presenta un nivel más grave de esta misma categoría: ofender a una persona en publico.    El nombre de esta seria ofensa en hebreo es sumamente revelador: halbanat penei jaberó berabbim,  lo cual significa literalmente "hacer palidecer, a alguien en publico".  Hace dos mil años atrás nuestros Sabios explicaron cómo sucede este fenómeno psicosomático. Dijeron que cuando alguien es avergonzado en publico primero "se ruboriza", (מסמיק, se pone colorado"). Esta es la reacción física inmediata y automática que ocurre al experimentar la vergüenza. Luego, cuando la víctima toma conciencia de las consecuencias del  acto que acaba de experimentar, palidece, pensando en lo que dirán los demás, y en cómo va a afectar su futuro o el de su familia lo que recién acaba de ocurrir, etc.  En otras palabras, sonrojarse es el resultado de la vergüenza, y palidecer es el efecto del miedo que sentimos por las impredecibles consecuencias de lo que acaba de ocurrir. 

שפיכות דמים Es por toda esta metamorfosis cromática (ruborizar, palidecer) que los Sabios compararon el avergonzar a otra persona en publico con "derramar su sangre", es decir, cuando la víctima pierde el color de su rostro, es como si su sangre lo abandonara. De aquí que los sabios de la Guemará comparasen al acto de avergonzar a alguien en público con el "asesinato". En ciertas circunstancias, ser ofendido en público puede significar para la víctima el peor momento de transición de su vida: ya que lo que acaba de vivir puede  afectar significativamente su reputación. Para comprender la relación entre "asesinato" y "difamación" hay que examinar una expresión en inglés, que me parece que no existe en español, y que abarca de una forma casi perfecta el campo semántico de asesinato/difamación.  En inglés se dice:  "character assassination " que significa la posibilidad de que a través de un acto publico de difamación se destruya la reputación de la víctima, y así se destruya la personalidad de un individuo.  


לא ניתן להישבון Los Sabios explican que ese tipo de ofensas emocionales son más graves que los daños y perjuicios materiales, ya que estos últimos pueden ser reparados de una forma definitiva,  mientras que el daño a la reputación de otra persona, puede ser irreparable.  Si yo rompí la ventanilla de un auto, por ejemplo,  y le pago al dueño por un vidrio nuevo, una vez reparada la ventanilla no quedan "secuelas" negativas físicas o emocionales en la víctima. Pero si yo ofendí a alguien en publico, aunque luego le pida perdón y él me perdone , muy probablemente las secuelas emocionales perduren, y según el caso, las consecuencias negativas pueden afectar a la víctima por el resto de su vida...


אין לו חלק לעולם הבא  Es por eso que los Sabios dijeron que quien avergüenza a alguien en  publico pierde su parte en el mundo por venir. Es decir: no accede a la vida después de la vida. Este es, sin duda, el peor castigo que uno puede imaginar....y hay muy pocas cosas por las cuales uno merece semejante castigo.  Algunos Sabios como  Rabbi Shimón Ben Tsemaj Durán entendieron literalmente la comparación entre asesinato y difamación, e insistieron que el agresor realmente pierde su vida en el mundo por venir. Según el Rab Durán en el caso del asesinato físico la víctima fallece "una sola vez". Mientras que en el asesinato de la reputación la víctima puede sufrir una agonía muy lenta, y "morir más de una vez": imaginemos alguien que como consecuencia de la difamación que sufrió, primero pierde su trabajo, luego su familia, luego su salud, etc...

Por el oro lado, otros rabinos como Maimónides y el Rab Isaac bar Sheshat, opinan que la comparación entre asesinato y difamación debe ser entendida más en el marco de la literatura que en el campo legal o real. Las dos acciones, dicen, no se pueden comparar en su gravedad.  Estos rabinos explicaron que los Sabios del Talmud presentaron esta comparación de una forma metafórica, para darnos a entender la inmensa gravedad de ofender a otra persona en público, y enseñarnos a ser muy conscientes y evitar a cualquier precio ese tipo de situaciones.


לעילוי נשמת 
En memoria de mi querido tío, Dr. Jacobo Muhafra z"l,  יעקב בן בדיא  fallecido el pasado 19 de Iyar.  Un hombre de bien, ba'al jesed, eximio dirigente comunitario en la Argentina.   
 

 
 

Visit our blog                                                                
Like us on Facebook 
 
 
Rab Yosef Bittón
Comunidad Ohel David UShlomo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada