domingo, 6 de diciembre de 2015

HALAJÁ OF THE DAY
24 de Kislev de 5776 

Hoy a la noche, 6 de Diciembre, que corresponderá al 25 del mes de Kislev, comenzaremos la celebración de Janucá encendiendo la primera vela.

Veremos cuáles son las instrucciones básicas para encender las velas la primera noche y también vamos a explicar quién NO está obligado a encender las velas.


BENDICIONES
El padre o la persona a cargo de la familia, recita las siguientes tres bendiciones la primera noche antes de encender las velas. 


בָּרוּך אַתָּה ה 'אֱ-לֹהֵינוּ מֶלֶךְ הָעוֹלָם, אֲשֶׁר קִדְּשָׁנוּ בְּמִצְוֹתָיו וְצִוָּנוּ לְהַדְלִיק נֵר (של) חֲנוּכָּה

Baruj Ata  Ado - nai  Elo -henu Melej Ha'olam, asher qiddeshanu bemitsvotav vetsivanu lehadliq ner (shel) Hanukka.

Bendito eres Tú, Señor nuestro Dios, Rey del Universo, que nos ha consagrado con Sus mandamientos y nos ha ordenado encender las velas de Janucá.


בָּרוּך אַתָּה ה 'אֱ-לֹהֵינוּ מֶלֶךְ הָעוֹלָם, שֶׁעָשָׂה נִסִּים לַאֲבוֹתֵינוּ, בַּיָּמִים הָהֵם בַּזְּמַן הַזֶּה

Baruj Ata Ado- nai Elo-henu Melej Ha'olam, she'asa nisim la-abotenu, bayamim hahem bazeman haze.

Bendito eres Tú,  Señor, nuestro Dios, Rey del Universo, quien hizo milagros a nuestros antepasados en aquellos días, en esta época del año.

בָּרוּך אַתָּה ה 'אֱ-לֹהֵינוּ מֶלֶךְ הָעוֹלָם, שֶׁהֶחֱיָנוּ וְקִיְמָנוּ וְהִגִּעָנוּ לַזְּמַן הַזֶּה

Baruj Ata  Ado - nai  Elo -henu Melej Ha'olam, shehejeyanu, veqiyemanu vehiguianu lazeman haze.

Bendito eres Tú,  Señor nuestro Dios, Rey del Universo, que nos ha mantenido con vida, nos ha sostenido y nos ha permitido llegar a este momento.


Durante las noches siguientes, sólo se recitarán la primera y la segunda bendición.

Después de encender las velas decimos "Hanerot Halalu".  Esta es la traducción: 

"Encendemos estas velas para [celebrar] los milagros y la salvación, las maravillas y los portentos y el consuelo que concediste a nuestros padres en aquellos días en esta época del año, a través de Tus santos sacerdotes. Y durante los ocho días de Janucá, estas llamitas son sagradas y no se nos permite hacer un uso ordinario de ellas. Son sólo para que las miremos con el fin de expresar nuestra gratitud y alabanza a Tu gran Nombre por Tus milagros, Tus maravillas y Tu salvación ".

También se acostumbra a recitar  Mizmor Shir Janucat haBayit leDavid ... (Tehilim 30)

En este website, ZEMANIM, podrá averiguar los horarios para encender la velas de Janucá en cualquier ciudad del mundo



UNA MITSVA FAMILIAR
A diferencia de la mayoría de las Mitsvot (= mandamientos religiosos judíos), Janucá NO es una mitsvá individual como rezar o dar Tsedaqá, sino una  mitsvá que se realiza por familia. Es decir, que es suficiente encender una sola Janukiá por toda la familia y no es mandatorio que cada miembro de la familia encienda una vela.  
A continuación voy a presentar dos ilustraciones que nos ayudarán a entender el aspecto práctico de esta halajá.

Ejemplo A: 
1. Un hijo o una hija que vive fuera de la ciudad, por ejemplo, en el extranjero, y está soltero o soltera, y todavía depende de sus padres, no tiene la obligación de encender su propias velas de Janucá.  Ya que, a estos efectos, el hijo o la hija todavía se consideran parte de la familia de sus padres mientras dependan económicamente de sus padres (somej al shuljan abiv). Por lo tanto, este hijo o hija cumplirá su obligación como miembro de su familia cuando en casa de sus padres enciendan las velas de Janucá. 
2. Si estos hijos, que están en el exterior, igualmente quieren encender las velas en su habitación, lo podrán hacer, pero sin decir la Berajá, ya que la berajá por el cumplimiento de una Mitsvá sólo se dice cuando uno está obligado a realizar esa Mitsvá.      
3. Si el hijo o la hija, aunque todavía estén solteros, viven en su propia casa y son económicamente independientes de sus padres, deberán encender sus propias velas de Janucá recitando la correspondiente Berajá.

Ejemplo B:  
1. Si el marido está, por ejemplo,  en un viaje de negocios fuera de la ciudad, su esposa podrá encender las velas de Janucá en su casa con sus hijos etc., y él estará incluido en el encendido de las velas realizado por su esposa. En otras palabras, en este caso el marido no tendrá la obligación que encender sus propias velas de Janucá en la habitación de su hotel o donde quiera que se encuentre. 
2. Si él igualmente desea encender las velas en su habitación, lo podrá hacer, pero sin decir la Berajá.

Shabua Tob y Janucá Sameaj!!! 

Rab Yosef Bittón
Comunidad Ohel David UShlomo
710 Shore Boulevard, Brooklyn, NY. 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada