martes, 11 de febrero de 2014

El 80% de las personas tratadas con reducción gradual asistida consigue dejar de fumar"
 
  
Alberto Seoane es psiquiatra y director del SCA Centre Médic, de Barcelona.
En la lista de buenos propósitos de cada nuevo año de muchas personas figura dejar de fumar. Hacerlo de manera paulatina resulta más fácil y menos traumático que intentar abandonar el tabaco de golpe. Un método científicamente probado, denominado reducción gradual asistida (RGA) ®, puede contribuir a dejar el hábito de fumar sin que genere un síndrome de abstinencia tan acusado. El cigarrillo electrónico como paso puente o alternativa al convencional es una mala solución, ya que se mantiene un hábito nocivo para la salud, en el que no solo tiene un peso la adicción a la nicotina, sino el factor psicológico: la costumbre de fumar es una "muleta psicológica" que conlleva distintos rituales al día, como fumar después de un café, de hacer el amor o antes de empezar el trabajo. Así lo explica en esta entrevista Alberto Seoane, psiquiatra con una experiencia de 25 años en el tratamiento de adicciones, director del SCA Centre Médic, de Barcelona, y autor de 'Consigue dejar de fumar con el Doctor Fum', de la editorial Paidós.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada