lunes, 19 de marzo de 2012

De Adrian Escudero Homenaje a

EDITH CALIANI DE VILLORDO

Decir que fue "una poeta destacada de nuestro medio", es poco. La sublime nobleza de su persona, hablaba en poesía lo que habitaba en su puro y aguerrido corazón de mujer atenta a los sonidos del mundo, con sus avatares y circunstancias tras la fragilidad de una vajilla de barro.

En su momento, allá por el 2006, alguien que también era poeta, Belkis Escudero (pero que no era familiar de quien esto escribe), despues de aclarar en un artículo del Diario "El Litoral" ( "Evocandoa Edith Caliani de Villordo" - 16-03-2006), y dejar sentado que los poemas de nuestra amada vate "fueron publicados en diarios y revistas, interviniendo con éxito en concusos literarios. (Y que) Fue colaboradora incansable de ASDE (Asociación Santafesina de Escritores - Argentina) y en talleres literarios. (Y que) Participó en antologías y editó un libro de poemas titulado "UMBRAL DEL CANTO", de la colección Papiro Azul", expresa que el día en que Edith partió de nuestro lado, escribí: "Cuando muere un poeta palidecen las estrellas", pero hoy habría dicho "El poeta nunca muere porque quedan las antorchas encendidas de sus versos, derramando luz, espiritualidad, amor, reflejos del ama exquisita" de nuestra querida e inolvidable Poeta.

En un artículo que me acerca la Asociación Santafesina de Lectura, bien dice Hamlet Lima Quintana, en su Poema "GENTE": "Hay gente que con solo decir una palabra/ Enciende la ilusión y los rosales;/ Que con solo sonreir entre los ojos / Nos invita a viajar por otras zonas, / Nos hace recorrer toda la magia. // Hay gente que con solo dar la mano / Rompe la soledad, pone la mesa, / Sirve el puchero, coloca las guirnaldas, / Que con solo empuñar una guitarra / Hace una sinfonía de entrechasa. // Hay gente que con solo abrir la boca / Llega a todos los límites del alma, / Alimenta una flor, inventa sueños /, Hace cantar el vinoen las tinajas / Y se queda después, como si nada. // Y uno se va de novio con la vida / Desterrando una muerte solitaria / Pues sabe que a la vuelta de la esquina / Hay gente que es así, tan necesaria". O una maravillosa descripción de Edith para quienes tuvimos la suerte de ser acompañados por sus "gestos poéticos" (cit. P. Ivanildo Sales Chaves): una sonrisa acogedora, un consejo bienhabido, una tarea acompañada, una Obra compartida...

El Poeta Carlos Boaglio me dice que cuando el tiempo y la distancia nos separan de un amigo, basta con "pensarlo" para estar de nuevo juntos. Pensemos a la inolvidable Edith, a través de uno de sus tantos magníficos poemas:

JAURIA DE LUZ

Sueño abrir las selladas puertas
para que tus pies de viajero
aprendan otra vez a fundar el fuego.

¿Nadie ha oído
el eco de mi voz anclado
en otros tallos menos ásperos
que la nada?

Atesorar el grito de dos manos
encender nuevos trinos
en las ramas del silencio.
Vaciar insomnios
hasta la borra de las nostalgias.
Hay ese temblo debajo de las hojas
y un eco de alas que tocan a vuelo
a la misma desmesura
de tu cielo quieto.

Si mañana atinaras a decir otra cosa
que esta luna de ausencia
cerrada sobre mi boca
sería menos violenta la vigilia
que atestigua.

(De "Umbral del canto" - Papiro Azul - Asociación de Escritores Independientes Santa Fe, 1993)

Dios se duerma en tus brazos, acunada por tu angelical canto. Edith, siempre con nosotros. Hasta la eternidad que hoy te sostiene y te trasciende por el sendero azul (de los sueños) y oro (alcurnia real de tus tesoros sembrados en los Cielos) de la Memoria. Pura luz. Pura armonía. Pura bondad, belleza y verdad en las esencias de tu inolvidable Esencia, amiga nuestra. Sí, amada lira que desnuda las tensiones y equilibrios de la perenne aurora existencial: Hágase en nos Tu Voluntad -digo a ese Dios Amor y Poeta de Nazareth-, aunque Ella sea que nuesta vida sólo dure una tarde, como ésta, crepitada en saudade, en llanto de nostalgia y de recuerdos...

Adrián N. Escudero (Santa Fe-Argentina), 16 de marzo de 2012.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada