miércoles, 5 de octubre de 2011

INVITACIÓN- 2º DEBATE en el ROSA




Jueves 6 de Octubre 19,00 hs “El Rosa y su Salón Nacional”.


Un proverbio holandés reza: “no puede impedirse el viento, pero se pueden construir los molinos”. Quizás a muchas personas allá por principio de siglo les ha costado aceptar que el arte tal y cómo lo conocían había cambiado; porque hasta las ideas sagradas deben adaptarse a las nuevas realidades. Hoy experimentamos una vez más el cambio en el arte y su consecuente “fenotipo”, que se adapta a los nuevos desafíos y realidades: Las Instalaciones y el Proyecto Inside Installations Latinoamérica. Empujando a repensar las colecciones y sus nuevos ingresos, su posterior conservación y los retos edilicios que se presentan, Inside Installations Latinoamérica en el Rosa busca respuestas planteándose estos primeros interrogantes.
FERNANDO FARINA con su experiencia de desdoblamiento Castagnino + Macro MARCELO OLMOS Director del MPBA, enfoque institucional MA DE LOS ANGELES GONZÁLEZ Ministra de Innovación y Cultura de la Provincia, visión política y viabilidad desde la gestión ANTONELLA BACOLLA y YAEL GASPAROTTI, presentación del anteproyecto“EL MC ROSA”, edificio nuevo pensado para arte contemporáneo en el ámbito del patrimonio provincial.
Coordina Geraldhyne Fernandez
ANTE PROYECTO “MC ROSA”

Con el museo de arte contemporáneo, la arquitectura se convierte en espejo de la sociedad, probando que un edificio es capaz de asumir una forma simbólica, que puede “representar” un ambicioso programa. El museo será una gran contribución para la ciudad, no sólo por su arquitectura, si no también porque el arte contemporáneo tendría un espacio propio que lo albergue, estableciendo una continuidad de la idea fundante del Rosa: ser un Museo de vanguardia.


Tendremos en cuenta que el museo de hoy, en tanto que modelo de experimentación social, se transforma permanentemente, en lugar de protección y conservación activa, y más aún en laboratorio de participación y confrontación activa, donde el visitante se convierte, o se propone que lo haga, de simple espectador (receptor de estímulos) en actor (asimila y procesa símbolos y conocimiento), y con un público cada vez más diversificado. Existe un determinado público para el cual la visita al museo resulta un hábito más o menos generalizado; sin embargo, la otra parte puede considerarse como visitantes potenciales que pueden ser atraídos, no sólo por los intereses específicos de un tema particular, sino por la oferta de opciones adicionales y por su emplazamiento dentro del conjunto. Se requieren mayores espacios de acogida y recepción, de exhibición, no sólo permanente sino temporal, de participación pública. Yael Gasparotti Antonella Bacolla
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada